Acerca de Trustly

En Trustly, imaginamos un mundo en el que los pagos en línea sean seguros, sencillos y rentables para todos por igual: comerciantes, consumidores y bancos.

Hace cien años, el efectivo era el rey. Las personas pagaban en efectivo, lo llevaban en la cartera y lo utilizaban para comprar en los comercios locales. Los pagos eran sencillos.

Pero los tiempos han cambiado.

Hoy en día, nuestros salarios son depositados directamente en nuestras cuentas bancarias y compramos en línea a comerciantes de cualquier parte del mundo. Entonces, ¿por qué es tan difícil pagar directamente desde nuestras cuentas bancarias?

Para los consumidores, pagar en línea debería ser tan fácil como abonar una factura en el mostrador. Y aceptar pagos y realizar reembolsos debería ser la menor de las preocupaciones de los comerciantes.

Las tarjetas de crédito, las tarjetas de débito, las billeteras electrónicas, las facturas y el pago contra reembolso son en todo caso intermediarios, que recaudan tasas, deudas e intereses por la sencilla tarea de mover dinero de una persona a otra.

En Trustly, nos esforzamos para que los pagos en línea sean fáciles.

Nuestra historia

En 2008 decidimos dedicarnos a los pagos online. Pensamos que es tu dinero, tu cuenta, y tú deberías poder realizar tus pagos con esa cuenta de una forma sencilla como si pagaras con efectivo. Esta es nuestra historia:

2016

Trustly abre nuevas oficinas en Colonia y Londres.
Avanza se convierte en el primer banco sueco en ofrecer a sus 500.000 clientes depósitos directos de otros bancos a través de Trustly.
Trustly termina en el Top 3 de la categoría de Pagos en el European FinTech Awards.

2015

Trustly se expande a 21 nuevos mercados de Europa
Fintech City London selecciona a Trustly de entre las 50 empresas FinTech europeas que van a revolucionar el sector de los servicios financieros.
La revista Ny Teknik selecciona a Trustly de entre las 33 empresas tecnológicas de más éxito en Suecia.
Trustly procesa 1 millón de transacciones cada mes.

2014

Ese año, Groupon y Facebook se convirtieron en clientes.
Lanzamos Payout Express, que permite realizar pagos en tiempo real a cuentas bancarias de la Eurozona.
Empezamos una cooperación estratégica con Paypal.
Trustly gana el premio CIT Golden Card por el «Método de pago más innovador»
Bridgepoint Development Capital invierte 23 millones de euros en Trustly para seguir creciendo.
Trustly realiza transferencias digitales internacionales para Western Union.
Trustly ocupa el puesto n.º 15 entre las empresas de tecnología de mayor crecimiento en Suecia, según Deloitte.
Trustly es finalista en el premio «Forma de pago más rompedora» de Mobile Money and Digital Payments.

2013

Blocket elige a Trustly para proteger las transacciones entre sus clientes particulares.
Llegamos a los 7 millones de transacciones.

2012

Recibimos por segundo año consecutivo el premio de «Estrella emergente», como la tercera empresa tecnológica en rapidez de crecimiento de Suecia.
Abrimos la oficina de Barcelona.
Llegamos a los 4 millones de transacciones.

2011

Deloitte nos otorga el galardón «Estrella emergente», como la segunda empresa tecnológica en rapidez de crecimiento de Suecia.
Alfvén & Didrikson invierten en Trustly.
Llegamos a los dos millones de transacciones.

2010

Abrimos una oficina nueva en Malta.
Alcanzamos el millón de transacciones.

2009

Empezamos a trabajar en una plataforma con tecnología de segunda generación.

2008

Este año empieza nuestra andadura.
Se funda la empresa y somos rentables desde el primer día.

Una empresa de pagos certificada

Trustly Group AB (556754-8655) es una institución de pago certificada, autorizada y supervisada por la Autoridad de Supervisión Financiera de Suecia. Disponemos de licencia como Proveedores de servicios de Pago en Europa, de conformidad con la Directiva de servicios de pago (PSD, 2007/64/EG). Está registrada en el Banco de España y somos miembros de la Federación de Instituciones de Pago Europeas (EPIF).

La EPIF es una asociación internacional sin ánimo de lucro. Se fundó en junio de 2011, respondiendo a la adopción de la Directiva de servicios de pago (PSD). La PSD estableció una nueva categoría de proveedores de servicios de pago (Instituciones de pago) para fomentar la competencia en los mercados de pago europeos.